viernes, 28 de septiembre de 2012

Hablar del perdón con los JOVENES

Decir “perdóname” y “te perdono” son los perfumes del alma que ayudan a encontrarse con la fragancia de la libertad Caricias para el alma: Nº 97: 28 De Septiembre 2012 Esperando se encuentren bien, en PAZ y llenos de amor en estos tiempos tan difíciles donde los problemas son muchos y el cansancio es mayor, me es oportuno salir al paso para hablar del PERDON que es una de las llaves mas importantes en todas las personas y situaciones, especialmente en los jóvenes que tienen un alma noble y fresca tanto para recibir como para aprender. Los mayores: Debemos pedirles perdón y perdonar a nuestros jóvenes por las veces que no tenemos tiempo para escucharlos y también guardamos rencores, no confiamos en sus talentos y esfuerzos. Perdón por imponerles en alguna manera cargas pesadas y hacerles responsables de nuestras situaciones. Hoy la sociedad entera debe pedir perdón a los jóvenes porque nosotros, los adultos, movidos por intereses económicos, particulares, sociales y políticos les exigimos y muchas veces sacamos provecho de ellos para lograr egoístamente nuestros objetivos. Todos debemos perdonar a nuestros jóvenes porque algunos necesitan su TIEMPO, se equivocan y seguramente antes que un maestro necesitan una palmada en el hombro, una comprensión, un poco más de cariño, o un oído para escuchar. Debemos perdonar y por respeto debemos educarnos en el perdón. Hoy la gran oferta de la sociedad de consumo, y el avance masivo de la tecnología desplaza y hace sentir a los jóvenes insatisfechos. Nosotros los adultos sabemos que todo exceso es perjudicial sin embargo lo permitimos en aras de nuestras conveniencias Queridos Jóvenes; ¿quieren ser felices? También es digno agachar un poco la cabeza, pedir perdón a los mayores por no aceptar humildemente las correcciones, como los consejos sanos que les parecen pesados y repetitivos. Deben pedir perdón por no aprovechar las oportunidades que tienen y no jugarse por lo que sienten desde lo nuevo y verdadero. Hoy buscamos el perdón para liberarnos, para ser felices y tratar de hacer el bien como vivir en Paz. Si sentimos nuestras mochilas pesadas es que tal vez estamos guardando algo y no queremos perdonar, por eso invito a soltar el nombre, la situación que nos causa dolor y seguir el camino que nos espera. Con mucho amor invito a practicar el gesto del perdón porque se trata de nuestros corazones, de nuestra propia vida y nadie quiere vivirla esclavizada ni caminar con las espinas que cada dia hacen doler más y más. Es mejor caminar libres, reconciliados y nunca es tarde para abrazar la libertad y actuar con honor hacia la felicidad. Ojalá que con la fuerza de Dios tengamos el valor de perdonar y pedir perdón si hemos cometido algún error. Que Dios nos guarde y será hasta la próxima semana. Francisco Vacazur si querés escucharnos por radio: Todos los viernes de 18 a 19 Hs por FM iberoamerica. 100.3 Todos los miércoles 15.30 Hs por FM del sol. 100.7 CREE: (Centro de recuperación espiritual ecuménico)

miércoles, 26 de septiembre de 2012

CATIVIDADES DE FIN DE SEMANA DEL CREE

¿Estás?: Te invitamos a compartir las actividades del CREE. (http://francisco-recuperacionespiritual.blogspot.com.ar/) VIERNES.de 18 a 19 Hs: programa radial: por Fm 100.3 o www.fmiberoamerica.tk. Con el tema. EL PERDON A LOS JOVENES.. SABADO: hs 14.30: salimos a buscar las almas de los jóvenes entregándoles una bolsita que contiene regalitos, una carta y una estampita del Angel de la guarda.(si deseas colaborar comunicate por esta via o cel 0223 -. 155581800. DOMINGO: Hs 15. Encuentro en el centro ceremonial (frente a la iglesia y museo de los jesuitas en la laguna de los padres) donde compatiremos una celebración espiritual con el centro de los pueblos originarios y se bendecirá una uipala (bandera de los ancestros) que se llevará a Santa Rosa de Tastil en el encuentro con los caciques de la provincia de Salta. Muchas actividades mas que son realizadas con el corazón y la buena voluntad de los que quieran participar libremente. Dios nos bendiga y nos ayude a vivir a pleno cada dia que se nos presenta.

viernes, 21 de septiembre de 2012

Oración del bienestar interior

Señor, Tú eres el BIEN, por eso te ruego abras mis ojos para darme cuenta lo importante que soy, para reconocer los talentos que me diste y la vocación de ser FELIZ. Abre mis ojos para aprovechar las oportunidades que me permiten crecer y concédeme el ESPIRITU DE LA SABIDURIA para buscar TU VOLUNTAD. Acompáñame a vivir bien para hacer el bien a los que me aman y esperan lo mejor de mí. Tú, Señor, que SABES y CONOCES mi interior, sáname de las enfermedades que paralizan mi alma, sana mis heridas y protege a los que me ayudan. Gracias por el HOY, porque hoy quiero empezar a ser FELIZ. Gloria al Padre y al Hijo y al Espíritu Santo…como era en el principio ahora y siempre por los siglos de los siglos amén. Virgen María acompáñame en este caminar. Amen.

CARICIAS PARA EL ALMA: Nº 96: Comunicándonos con los JOVENES

Con mucho cariño entrego mi tiempo en este día floreciente para ver las flores que hay sembrada en cada corazón de nuestros chicos, por esto contemplando la primavera, me animo a decir que la comunicación con ellos debe ser como regar una plantita, a veces la ahogamos, otras veces la dejamos a la buena de Dios. Nuestra forma de comunicarnos debe ser con mucho amor, con esperanza, y confianza que todo sea de la mejor manera. Mientras nuestros jóvenes crecen, debemos con el dialogo buscar que crezcan y no cortarlos antes de tiempo. Muchos conocemos a los jóvenes, mucho tratamos con ellos, y a veces nos cuesta comunicarnos, hacernos entender, y el diálogo a veces queda aplastado por los gritos, las exigencias, y la orden de lo que tienen que hacer. Con todo esto quiero pedir a todos los adultos que revisemos nuestra forma de hablar y comunicarnos a la hora de pedir o exigir algo. Nuestros chicos necesitan ser escuchados y valorados como respetados. Hoy la comunicación está en crisis, todos necesitamos que nos escuchen, por esto debemos revisar cómo hablamos y nos expresamos con todas las personas con quien nos relacionamos. Creo que los gritos no ayudan aunque favorecen a que uno haga las cosas más rápido y solo crea miedo e impotencia. Creo que dialogar es un intercambio de palabras y opiniones, será muy triste no tener con quien hablar y dialogar o sentirnos escuchados. A todos los jóvenes les pido dialogar con sus mayores y no exigir como en muchos casos se ve. Si quieres sentirte importante y feliz, trata bien a tus mayores, nadie tiene la obligación de darte las cosas fáciles, por esto si pedimos con prepotencia y exigencias no lograremos nadas y en todo esto te invito a cultivar el dialogo con cariño sobre todo con las personas que Dios y te ha regalado, y las ha puesto para que día te cuiden y acompañen en el camino de tu felicidad. No podemos mandar a pasear a nadie con nuestro mal lenguaje, empecemos por dejar de hablar malas palabras, todos nos merecemos el respeto y el cariño y hablar bien es el honor de una persona respetable y apreciada. Que Dios nos ayude a tratarnos bien, siempre es mejor hablar bien de los demás y hablar mucho con Dios. Hasta la próxima semana. Francisco Vacazur si querés escucharnos por radio: Todos los viernes de 18 a 19 Hs por FM iberoamerica. 100.3 Todos los miércoles 15.30 Hs por FM del sol. 100.7 CREE: (Centro de recuperación espiritual ecuménico)

viernes, 14 de septiembre de 2012

El amor a los jovenes: caricia para tu alma Nº 95

13 de Septiembre En el mes de los jóvenes Con la paz de Dios quiero escribir estas líneas pensando en nuestros jóvenes que seguramente esperan de nosotros, los adultos: una palabra, una comprensión, un gesto una actitud, un oído y una mano que ayude a salir de sus dificultades y fortalezca sus decisiones. Creo necesario hablar del tema porque no podemos dejarlos solos, nuestros jóvenes gritan AMOR…hay un hambre en ellos que se manifiesta en la soledad, en la seguridad interior, en decisiones equivocadas en caminos de fantasías y superficialidad como desganos y otras malas yerbas que no ayudan a nuestros muchachos. Si les preguntamos seguramente reclamaran: confianza, respeto, cercanía, escucha valoración y otros valores signos del amor que se encuentran apagado o equivocados. Muchos de ellos se encuentran solos, sin padres, sin futuro, aplastados por la misma sociedad como los problemas que paralizan los sueños de nuestros jóvenes, aunque algunos hacen el esfuerzo de salir a delante. Veo una juventud atrofiada por la dádiva, las grandes ofertas de la sociedad y falta de educación ¿Qué hacemos? ¿Cómo les transmitimos el amor?, no basta con decir “te amo”, no basta con mandarlos a estudiar y exigirlos a trabajar, hoy creo que hay que replantear, empezando en nuestra propia casa. Es difícil hablarles y hacerse escuchar como respetar. Muchos de nuestros jóvenes dan miedo por sus apariencias y formas de hablar, no todos están dispuestos a escuchar un consejo sano y mucho menos que se les impongan leyes y otras cosas que no van directo al corazón. NO tengo una palabra justa para amarlos, pero sí: decirles a los adultos, que no perdamos la calma ni la autoridad como el ejemplo y el testimonio de cada día, no importa la edad que tengamos ni la profesión, solo seamos mas responsables nosotros para enseñarlos y acompañarlos, no dejemos solos a los chicos, al menos una palmada en el hombro, un reconocimiento, una actitud de escucha, y si podemos ayudarles a conseguir trabajo, y darles alguna alegría como hablarles con respeto y serenidad seria genial. Es difícil porque los males son muchos. Hablo a los jóvenes que leen esto que se sientan amados, primero por Dios…luego por los que esperamos y admiramos la belleza de la juventud. Queridos jóvenes, en nombre de muchos quiero expresar mi forma de amar y se trata de pedirles perdón por no estar y quedarme un ratito para escucharlos, y con todas las fuerzas y la fe sabe que esperamos los mejor de cada uno de sus vidas, no se vendan con cosas fáciles, no se encaminen en vicios vacíos y fantasías que no llevan a buen camino, no se escapen buscando soluciones de sus problemas afuera. Si alguno no tiene padres y un buen consejero es necesario salir al aire puro, dar la cara al sol y dejarse guiar por el espíritu de Dios que espera cada día de nuestro protagonismo en la historia. Queridos chicos, los amamos, y sintiendo el gozo de mi juventud interior invito a seguir soñando y haciendo realidad cada día la buena vida, el amor a los padres, aprendiendo de los errores y dejando de lado el orgullo para conquistar nuevas tierras del amor que es la fuerza para vivir cada día mas feliz. Que nadie se sienta solo, todos los mayores hoy queremos al menos rezar pero también decirles que confíen en la gente sana y no temas tus fracasos ni golpes en la vida, algunos ya pasamos esos golpes duros que se te dan en la vida, pero todo es para crecer, y si hoy escribo es porque puedo mirar a tras con agradecimiento y mirar el futuro con los mejores deseos de esperanza y gratitud. Querido Dios bendice a todos mis jóvenes y que en cada uno empiece a florecer la flor de la sonrisa y la felicidad sembrada en el alma y expresada en el exterior. ¡Fuerza a todos los que CREEMOS EN LOS JOVENES y deseamos todo lo mejor para ellos….! Hasta la próxima!!!

viernes, 7 de septiembre de 2012

¿QUÉ ES LO QUE ME HACE MAL?

Caricias del alma para recuperar los valores N°94 Imaginando algunos rostros como sintiendo también a los lectores de cerca que le interesa alguna caricia para el alma, suelto mis pensamientos que tal vez ayude a tener otra mirada ante la vida y los problemas que nos frenan el caminar sencillo de una persona tan importante como tú. Ante esto me pregunto ¿Qué es lo que nos hace mal?...muchas respuestas que tan solo uno lo puede decir, pero hay cosas que tendríamos que reflexionar. Por ejemplo las cosas que nos hacen mal ¿vienen de afuera o están anidadas en nuestro interior?.. No olvidemos que siempre hay cosas que nos caen mal, llámese comida, excesos, vicios, mucha bebida, mucho juego de casino o simplemente un chanchito al horno, pero todo esto es exterior que pasa, y nos afecta en alguna medida; pero creo que lo mas importante a tener en cuenta es lo que guardamos en nuestro interior, las broncas, los odios, rencores, lo que dia a dia nos va carcomiendo el alma y nos hace infelices. Todo esto es para pensar ¿vale la pena seguir guardando lo que me hace mal?, ¿vale la pena seguir caminando con la espina que punza dia tras día mi alma?. Por esto tal vez hoy reflexionando podamos pensar que lo peor que nos cae mal es lo que guardamos en la mochila y nos vamos encorvando de tanto peso. Es bueno pararse un poquito y observar lo que me hace mal, tal vez con la ayuda de Dios podamos quitar y sacarnos las cosas malas, sin olvidarnos que existen los enfermeros y médicos para nuestro cuerpo como personas confiables que te ayudaran a descubrir las espinas que te hacen sufrir. Con todo el respeto y el cariño pienso que no nos merecemos estar mal. Cuando uno está mal por dentro se te nota, y espanta a los demás, no lo digo por los libros leídos sino por la misma experiencia de muchas veces fingir o disimular pero todo llega a un fin y cuando uno se da cuenta gracias a Dios lo que hace mal se empieza a transformar y leyendo los signos de Dios mientras tengamos vida nunca es tarde para volver a empezar. Por esto te invito a liberarte de lo que te hace mal, al menos confiar no solo en Dios sino también en personas que te puedan dar una mano, de esta manera sintiéndote ayudado el camino es mas fácil. Creo que hay razones para sentirnos mal por las experiencias negativas que vivimos, pero no es bueno guardar lo malo porque día a día crece y un problemita se hace un problemón y nos perjudica la salud no solo del alma sino mental y física. Hay forma de buscar lo que nos hace mal. Desde ni condición te propongo escribir lo que te hace mal, en las noches cuando estés solito/a, lee tu papel con las cosas y personas que te hacen mal y entrégale a Dios, haciendo un rollito entiérralo y libérate, deja que la justicia la haga Dios mientras tu alma herida encuentra la paz. Ojala que cuando nos demos cuenta los que nos hace mal, empecemos a cambiar para no sufrir ni hacer sufrir a los demás. Si no te sale este ejercicio prueba con pedir mas el auxilio de Dios pero entregando con confianza todo lo que te hace mal. Recuerda que nunca estamos solos….Dios siempre está para ayudarnos. Hasta la próxima semana…. Francisco Vacazur